Sexto mes de embarazo

Publicado el abril 17, 2012 con Sin Comentarios

Llegados a este punto del embarazo, aparecen ciertos “pequeños inconvenientes”. El peso del bebé y los cambios internos empiezan a notarse, por lo que debes descansas más a menudo de lo que estabas acostumbrada. Pero la cuarta consulta médica te permitirá encontrar soluciones. Pero es un mes lleno de alegrías, ya que tu futuro bebé ya reacciona al mundo exterior: con la voz de su papá o de su mamá, las caricias,… ¡¡y eso es un grandísimo aliciente para aguantar cualquier problemilla!!

Tu embarazo está cada vez más avanzado, tu vientre redondeado y el bebé crece día tras día. Además, como hemos dicho anteriormente, cada vez comienzas a sentir más el peso sobre tu espalda, vértebras y piernas. Durante este sexto mes, el bebé crece y continúa su maduración. Su sistema nervioso y sus músculos maduran y le permiten gestos cada vez más precisos. Los pulmones, aunque todavía son inmaduros, están creciendo.

Semanas de tu sexto mes

Semana 24

Alrededor de la semana 24 de embarazo, el feto empieza a percibir los primeros estímulos del mundo exterior. Casi todos sus pequeños órganos sensoriales (oído, olfato, papilas gustativas y nervios del tacto) están ya maduros. Esta etapa es clave porque tu bebé empieza a interpretar el mundo, a interactuar, explorar, aprender. Para empezar, se va familiarizando con olores y sabores del exterior y de la propia madre (como los de la leche) a través del líquido amniótico. Si le gustan, esto lo animará a comer cuando nazca.

El único sentido que tu pequeño todavía no experimenta durante estas semanas es el de la vista. Puede percibir algún brillo  de una luz fuerte como la del sol, pero el útero tiene las paredes muy gruesas y es muy oscuro. Aún así, los bebés abren y cierran los ojos en esta etapa. Este movimiento es el precursor del reflejo del parpadeo.

Ya superará el medio kilo y crecerá hasta los 22 centímetros

Semana 25

Sabemos que a las 25 semanas de embarazo el niño ya tendrá pestañas. Sin embargo, el color de los ojos no se desarrolla por completo. Esto se debe a que algunos pigmentos necesitan luz para acabar de formarse. De hecho, los ojos de tu bebé pueden cambiar en las primeras semanas de vida. Los asiáticos y los africanos nacen con ojitos marrones o grises y acaban teniéndolos oscuros o negros. Los caucásicos suelen nacer con ojos claros, pero cuando maduran no tienen porqué conservarlos, posiblemente acaben con ojos verdes o marrones.

Antes creíamos que el color de los ojos estaba determinado por un solo gen. Nuevas investigaciones nos han demostrado que realemnte son varios genes, así que es imposible saber qué ojitos tendrá tu bebé sólo mirando el de los progenitores.

El sentido que más se desarrolla a partir de esta semana es el oído. El niño está muy aislado, pero las ondas sonoras viajan más rápido por el líquido amniótico que por el aire. Como consecuencia, tu pequeño empieza a escuchar los primeros sonidos, principalmente tus gorgoteos y los murmullos de tu cuerpo. También percibirá ruidos que él mismo produce, como sus chapoteos en el líquido amniótico o el movimineto del llos líquidos  producido por las ondas ultrasónicas de las ecografías.

Aunque los ultrasonidos no son percibidos por el oído humano, las ondas agitan el fluido de la bolsa amniótica y el pequeño puede percibir su sonido. Del mundo exterior, podrán llegarle conversaciones, ruidos estridentes y música.  Con todo, los soniditos de la mamá siempre serán diferentes del resto, porque viajan a través de los fluidos de los dos cuerpos. Ésta es una de las muchas explicaciones que se da a la especial relación que establecen madres e hijos desde el nacimiento.

Durante la semana 25 de embarazo seguirá entorno a los 22 centímetros pero empezará a acercarse al kilo

Semana 26

A partir de esta semana el pequeñín hará sus primeros gestos y arrumacos. Igualmente, empezará a hacer uso de más reflejos importantes como el reflejo labial de succión, dado que empieza a chuparse el dedo con virulencia. La mayor parte del día, tu bebé estará durmiendo. Así que el tiempo que pase despierto tendrá más energía y, por tanto, estará muy alerta a todo lo que sucede en su entorno.

Cuando oiga ruidos repentinos, sacará sus reflejos de protección extendiendo sus brazos y piernas como mecanismo de autodefensa. Hoy en día, con las comodidades de la vida humana, este instinto no se hace tan necesario como lo era para nuestros antepasados. Sin embargo, otros reflejos sí lo son. Es el caso del reflejo que consiste en ingerir medio litro de líquido amniótico al día. Esta tendencia natural ayuda a que el sistema digestivo se desarrolle bien.

En la semana 26 del embarazo tu bebé va a por los 23 centímetros y el kilo de peso.

Semana 27

Alrededor de esta semana se podrán escuchar los latiditos del bebé poniendo los oídos sobre tu abdomen. Debes saber que tu ritmo cardíaco está muy vinculado al de tu hijo y tu estrés y tus hábitos le influyen directamente. Si no llevas unas costumbres y un ritmo de vida sanos, puede desarrollar diversos problemas.

A partir de esta semana notarás movimientos a diario. Existe incluso la posibilidad de que percibas momentos en los que tu bebé tiene hipo. El hipo del feto es muy curioso, muy diferente al nuestro: tiene espasmos, pero no produce ruido porque no hay aire en sus pulmones. Entrañable.

Precisamente los pulmones son el último órgano vital que se forma en el bebé. En tu interior no los usa, ya que obtiene el oxígeno de tu placenta a través del cordón umbilical y también de lo que traga de la bolsa amniótica. Sin embargo, los pequeños músculos de su pecho empiezan a practicar un movimiento como el de la respiración empleando los pulmones y el diafragma. ¡Se va preparando para la vida aquí afuera!

Sus medidas durante la semana 27 de embarazo: 24 centímetros y 1 kilo de peso aproximadamente.

Revisión del sexto mes de embarazo

En la revisión ginecológica del sexto mes, todos los elementos de control descritos en la revisión del quinto mes, vuelven a analizarse. Puedes consultar con tu ginecólogo esos dolores nuevos como las piernas pesadas, el dolor de espalda,… puede ayudarte a calmarlos. Aunque lo principal para hacerlo es descansar bastante y dormir bien: un buen sueño es importante. Piensa en dormir sobre el lado izquierdo. Sí puedes hacer deporte, pero como ya hemos dicho anteriormente, éste debe ser suave: natación, gimnasia relajada, caminar,…

En este mes ciertas futuras mamás verán su lívido alterado. No es algo que les ocurra a todas, pero sí puede ocurrir. Vuestra actividad sexual cambia y evoluciona. El problema en esta fase es que papá tiene miedo de "romper" algo. A partir de este período, las caricias y la ternura ocuparán un importante lugar en vuestras relaciones. Si notas alguna anomalía, como hemorragias inexplicadas o contracciones, etc. acude a tu médico.

Escrito por . Publicado en Embarazo Mes a Mes, Futura Mama, Segundo Trimestre

Tagged: , , , , , ,

Sin Comentarios

Actualmente no hay comentarios sobre Sexto mes de embarazo. Tal vez le gustaría agregar uno de los tuyos?

Deja tu comentario