Primer mes de embarazo

Publicado el abril 18, 2012 con Sin Comentarios

Puede que pienses que en este primer no va a pasar nada o que, por lo menos, no vas a notarlo, pero eso no es del todo cierto. Tu cuerpo va a comenzar a cambiar y pronto notarás síntomas de que algo está cambiando dentro de ti. Los cambios se producen por el aumento de producción hormonal: tus pechos pueden aumentar de tamaño, puedes tener somnolencia, nauseas, sentirte cansada…

Algunas mujeres pueden tener pequeñas hemorragias en el trascurso de este primer mes, hemorragias diferentes a las pérdidas de las reglas habituales. Estas pérdidas suelen estar causadas por la implantación del óvulo en el útero.

Si te enteraste de tu embarazo por un test casero, seria lo mas adecuado que programes una sita con tu ginecólogo, el te informara de los cuidados que debes tener en esta primera etapa, y te recetara el acido fólico, de esta forma podrás ganar algo de tiempo, para la elección del obstetra que te asistirá a lo largo de tu embarazo, si aun no lo elegiste.

Semanas de tu primer mes

Semana 1

Tu óvulo fertilizado (alcanzado por un espermatozoide), se divide por primera vez tan sólo 1 día después de haber sido fecundado. La división continúa los siguientes días y se forma una bola, llamada blastocito, que en los primeros 4 días puede llegar a tener más de 100 células. A los 5 días, éstas empiezan a separarse en 2 grupos. El grupo de células del aro exterior formará la placenta que acogerá a tu bebé. Las células del aro interior se convertirán en el embrión en sí mismo. Estas células interiores son las llamadas células madre, que tienen la extraordinaria capacidad de transformarse en más de 200 clases de células de cualquier parte del cuerpo (por eso son tan interesantes para investigar tratamientos de determinadas enfermedades).

Con 7 días, el óvulo fertilizado desciende por las trompas de Falopio y llega hasta el útero, su refugio en los próximos 9 meses.

Ya ha pasado más de una semana desde la concepción, aunque hasta que tengas la primera falta en la regla, no sabrás nada sobre tu embarazo. Aunque, todo hay que decirlo, hay mamás que notan cambios hormonales enseguida. Sea como sea, estás embarazada.

Semana 2

El embarazo se mide en semanas a partir de la última regla, pero el bebé se concibe antes. A partir de la semana 2 del embarazo, se desarrolla lo que llamamos embrión, que tiene básicamente una cabeza, un tronco y una cola rizada. Las primeras semanas de embarazo son muy importantes porque, aunque todavía es un embrión, empieza a desarrollar los cimientos de lo que serán sus órganos, sus rasgos y su sistema nervioso.

Aparecen dos pequeñas cavidades oculares y la formación de sus orejitas y sus ojos entran en una fase primaria. Además, se va haciendo hueco para huesos, músculos, riñones, pulmones, intestinos y sistema digestivo.
También se empieza a desarrollar el tubo neural, un tubo al descubierto sin piel ni huesos que se convertirá en el cerebro, la médula espinal y el sistema nervioso y la columna vertebral.

La placenta, que es el órgano que nutrirá al bebé en los próximos nueve meses, también se empieza a formar. Tu volumen de sangre aumenta en un 50%, para afrontar  la demanda de oxigeno del feto que crece en tu interior. Dentro de tu cuerpo, creas un mundo seguro para que tu pequeño pueda desarrollarse, protegido del mundo exterior, acurrucado.

Semana 3

Con solo 3 semanas de embarazo, el corazón es un grupo de células musculares aletargadas y diminutas, pero que sobre los 22 días explota de vida. Una célula se contrae espontáneamente, contagia a sus vecinas y comienza una reacción en cadena hasta que todas las células del corazón empiezan a latir. ¿No es alucinante? ¡Es como si unas animaran a otras a bailar! Estas células están programadas para controlar los latiditos del bebé hasta que el cerebro se haga cargo en las próximas semanas.

Por ahora, el corazón distribuirá el alimento y el oxígeno que el embrión necesita para crecer. el corazón del futuro bebé ya late y lo hace con una media de 150 pulsaciones por minuto. ¡Casi el doble que un adulto! De todos modos, no podrás escuchar sus latidos aproximadamente hasta la semana 12 y lo tendrás que hacer con el auscultador  que usan los médicos , aparatos especiales o comprobarlo en la primera ecografía. Sólo a partir de la semana 27 podrán escucharlo quienes se apoyen en tu abdomen.

Semana 4

El embrión en la semana 4 de embarazo tiene el tamaño aproximado de una semilla de manzana y crece un milímetro al día. Sus ojos empiezan a distinguirse como dos puntos negros.

Empiezan a desarrollarse los bultitos que formarán más tarde sus brazos y piernas.

Además, en la cuarta semana ya habrá capas de tejido que formarán el rostro de tu bebé. Su diminuto corazón, formado ahora por una única cámara, va más rápido.

Semana 5

Al principio, el embrión es tan pequeño que sólo podría verse con un microscopio. Sin embargo, durante estas 5 semanas de embarazo multiplica por 40 su medida.

El bebé será único. Tu embarazo ha empezado por la fusión de un óvulo con un espermatozoide, cada uno con su propio ADN. Dicha unión forma una serie de 46 cromosomas que determinan todas las características hereditarias del bebé: sexo, constitución, cabellos, color de los ojos, color de piel, rasgos de su cara y algunos  rasgos de su personalidad. Su ADN determina su desarrollo durante las 40 semanas del embarazo y a lo largo de toda su vida

Consejos

Es sumamente importante la elección del obstetra,si todavía no lo elegiste lo mas adecuado seria que vallas programando algunas consultas hasta que te sientas a gusto con alguno, de esta manera podrás tener el seguimiento de tu embarazo desde el principio con el que elegirás dar a luz a tu hijo.

Aunque es cierto que con sólo un mes de embarazo tu modo de vida no cambia demasiado, sí debes ser consciente de tu nuevo estado y tratar de evitar determinados comportamientos. Debes evitar obligatoriamente, por ejemplo, cualquier toma de medicamentos sin permiso médico, ya que durante este período el embrión está particularmente receptivo a cualquier sustancia química.

Puedes comer casi de todo, aunque sin hartarte: cantidades razonables. Mucha atención con las ensaladas mal lavadas o las carnes mal cocidas, debido a la toxoplasmosis. Evita beber bebidas alcohólicas y si fumas, reduce su consumo al mínimo. Aunque si fumas, lo más recomendable es que dejes de hacerlo. Conciénciate de ello. Por último, salvo indicación contraria de tu ginecólogo, puedes continuar llevando una vida sexual idéntica a la que llevabas antes de estar embarazada.

Escrito por . Publicado en Embarazo Mes a Mes, Futura Mama, Primer Trimestre

Tagged: , , , , , , ,

Sin Comentarios

Actualmente no hay comentarios sobre Primer mes de embarazo. Tal vez le gustaría agregar uno de los tuyos?

Deja tu comentario