Inseminación Artificial

Publicado el abril 20, 2012 con Sin Comentarios

Inseminación Artificial

inseminacion-artificial

La inseminación artificial es una sencilla técnica que consiste en el depósito de forma artificial del semen en el tracto reproductor femenino, lo más frecuente es realizarlo en el interior de la cavidad uterina. De esta manera se intenta acortar la distancia que separa óvulo y espermatozoide y facilitar el encuentro entre ambos.

Para que la inseminación artificial tenga éxito es imprescindible que al menos una de las trompas de Falopio se encuentre permeable. Además, el semen del varón debe cumplir unos parámetros seminales mínimos (en los centros IVI, la concentración de espermatozoides móviles tras su preparación en el laboratorio debe ser superior a 3 millones).

El tratamiento de inseminación artificial consta de tres fases:

Primera fase:

La estimulación del ovario con hormonas unido a la inducción de la ovulación. Aunque la inseminación artificial puede hacerse aprovechando un ciclo natural (sin estimulación ovárica), la estimulación ovárica con hormonas lleva consigo el desarrollo de varios folículos que tras la inducción farmacológica de la ovulación permite disponer de más de un óvulo para ser fecundado de forma natural, y por tanto aumenta el riesgo de embarazo múltiple que suele ser gemelar y se sitúa en torno a un 15%.

Segunda fase:

La preparación del semen consiste en seleccionar y concentrar los espermatozoides móviles, ya que la baja movilidad de éstos es uno de los factores que puede afectar negativamente a la consecución de un embarazo. Para ello se procesan las muestras mediante técnicas de capacitación o preparación seminal. Con estas técnicas de lavado y capacitación, se eliminan el eyaculado restos celulares o espematozoides muertos, inmóviles o lentos.

Tercera fase:

La inseminación se realiza en las consultas: no es preciso aplicar ningún tipo de anestesia ni resulta dolorosa. La inseminación se suele realizar tras haber inducido la ovulación. Para ello habrá que proveer al laboratorio con una muestra seminal. Una vez preparada la muestra, se deposita con una cánula especial dentro del útero. Tras ser depositado el semen, la mujer deberá permanecer unos minutos en reposo.

¿Que parejas pueden optar por la inseminación artificial?

  • Parejas con esterilidad de origen desconocido, es decir, aquellas en las que tras el estudio básico de esterilidad (que incluye seminograma el varón y  hormonas basales, ecografía e histerosalpingografía a la mujer) no se han encontrado la causa de la misma.
  • Parejas en las que la mujer no ovula normalmente (lo que ocurre con mayor frecuencia en las que padecen el síndrome de ovario poliquístico) o bien presenta defectos en el moco cervical que lo convierten en un medio hostil para los espermatozoides.
  • Parejas en las que el varón presenta defectos leves en el semen. Por ejemplo, la concentración o movilidad no es la adecuada (oligozoospermia o astenozoospermia) o bien, aunque esto es menos frecuente, anomalía en los genitales que impidan el coito y/o dificulten la eyaculación.

¿Qué buscamos en un tratamiento de inseminación artificial?

1. Asegurar la ovulación:

Aunque la inseminación artificial puede plantearse con ciclo natural, la eficacia de la inseminación aumenta cuando usamos gonadotropinas exógenas que inducen el desarrollo folicular múltiple. Este desarrollo se controla mediante ecografías transvaginales y determinaciones de estradiol en sangre, hasta determinar el momento adecuado para desencadenar la ovulación (suministrando la hormona hCG). Las inseminaciones se realizan a partir del siguiente día de aplicar la HCG.

2. Mejorar e incrementar el potencial de los espermatozoides:

Para obtener una mejor calidad seminal se emplean diferentes técnicas de lavado que eliminan del eyaculado el plasma seminal, los restos celulares, los espermatozoides muertos, inmóviles o lentos. Finalmente se logra concentrar en un volumen pequeño la población de espermatozoides con mayor movilidad y mayor capacidad de fecundación. Las dos técnicas más utilizadas para este procedimiento son el swim up (los espermatozoides más rápidos suben en un medio fluido) o los gradientes de densidad (los espermatozoides más rápidos podrán vencer los gradientes de diferentes densidades con al retención en ellos del plasma y resto celulares)

Tasa de gestación

En cuanto a los resultados obtenidos en IVI con inseminación artificial, cuando hablamos con semen de su pareja, la tasa de gestación por ciclo está alrededor de un 20%. Es decir, que de cada 100 ciclos de inseminación cerca de 20 resultan en gestación, y de cada 100 parejas que completan 4 ciclos, 60 consiguen gestación.

Escrito por . Publicado en Concepción e Infertilidad, Mas información Concepción e Infertilidad, Problemas y Tratamientos de Fertilidad

Tagged: , , , , , , ,

Sin Comentarios

Actualmente no hay comentarios sobre Inseminación Artificial. Tal vez le gustaría agregar uno de los tuyos?

Deja tu comentario