Búsqueda de un embarazo que aun no llega

Publicado el abril 17, 2012 con Sin Comentarios

test de embarazo negativo

¿Cuánto tiempo puede tardar una pareja en lograr un embarazo?

Se acepta que un matrimonio sin trastornos de la reproducción debería lograr el embarazo en 3 a 6 meses. El 80% lo logra en seis meses, el 10% restante en los siguientes 6 meses y el 10% final en el segundo año de búsqueda. Pero todo depende de la edad y de los antecedentes personales de cada uno de los dos. A los 25 puede esperarse un año para consultar, a los 35 no conviene dejar pasar más de 3 a 6 meses si el embarazo no ocurre. Las causas de infertilidad son múltiples y en el 50% de los casos, el responsable es el hombre de la pareja, de manera que la consulta deben hacerla los dos.

¿Cómo manejar las emociones cuando el bebé no llega?

El deseo de la mayoría de las personas, es trascender a través de los hijos.

Formar una pareja y poder a través de ellos, proyectarse.

Cuando se busca un bebé y no llega en el momento que uno lo planeó, surge la frustración, el dolor, la preocupación y las preguntas.

Hasta que se llega a la primera consulta se transitó un camino largo, de muchas esperas, menstruaciones, ilusiones, encuentros y desencuentros amorosos.

Luego vienen los análisis, los diagnósticos y los tratamientos.

Y lo más difícil, que es aceptar que a veces se tiene una dificultad y es necesario preguntarse si se está dispuesto a atravesarla y superarla.

Si realmente es vivida como una dificultad, donde uno está involucrado, y no es culpable de padecerla, puede esta experiencia ser vivida saludablemente dentro de un marco de tranquilidad y confianza.

Si comienzan a aparecer las palabras culpa, y los tiempos de verbo en pasado, se va a hacer más dificultoso y el famoso estrés, se hará presente con toda su fuerza

 

¿Cómo se manifiesta?

Como tristeza, cansancio, enojo, hiperactividad; puede disfrazarse de mil maneras, la cuestión es descubrirlo y sacarle la máscara para poder sentirse mejor.

Y esa mejoría o alivio no siempre es resuelta en el aquí y ahora. Tiene sus tiempos, pero se puede trabajar para lograrlo, como así también se puede lograr el embarazo.

No quizás de la manera que hubiésemos idealmente soñado pero sí con un poco de ayuda y trabajo.

Es importante poder aceptar esa ayuda, que permitirá sobrellevar este trayecto más acompañado y mejor. Siendo protagonista activo y no víctima de la situación.

Hay presiones sociales, laborales económicas y principalmente afectivas que hacen difícil el camino para lograrlo pero no es imposible.

Si se quiere ser mamá y papá de alguna manera se va a lograr.

Toda persona que atraviesa un tratamiento de fertilidad, tiene sus emociones a flor de piel, se halla más vulnerable, mas allá que tenga su terapia personal

A veces es necesario mayor apoyo, y esclarecimiento en algunos temas que merecen ser tratados más específicamente mientras dura el tratamiento.

Por eso es tan importante consultar y darse el espacio para aprender a trabajar estas emociones nuevas, entendiendo que es parte del tratamiento integral para acercarse al objetivo.

Frente a tantos sentimientos nuevos, a un lenguaje nuevo que hay que asimilar, lo importante es, si bien en cada pareja se vive de manera especial en función de la historia y el tipo de relación que se tiene:

No desesperarse, no des-encontrarse

Buscar pequeñas metas

Comprender que ser padres es un aspecto de la vida en pareja y que seguramente hay más motivos que los lleva y los llevó a elegirse y estar juntos.

Que este proyecto no invada todas las áreas de la vida, y no los paralice.

Poder transformar: la presión en comprensión, la ansiedad en manejo de la frustración y de la capacidad de espera. Y fundamentalmente, poco a poco ir reemplazando la tristeza por esperanza poniéndose activos en este gran proyecto hacia el futuro…ser padres.

 

 

Cómo calcular tus días fértiles:

Desde hace muchas décadas, los ginecólogos indican el registro diario de la temperatura corporal a fin de realizar en un gráfico la curva de la variación que la misma experimenta a lo largo del ciclo menstrual debido a la influencia de las hormonas ováricas, estrógenos y progesterona.

El fundamento lógico en el que se basa esta técnica es el efecto termogénico de la progesterona, así como el inverso provocado por altos niveles circulantes de estrógenos. Durante la primera fase del ciclo menstrual, antes de la ovulación (que ocurre en un ciclo estándar de 28 días alrededor de la mitad del mismo), predominan niveles crecientes de estrógenos, manteniéndose temperaturas mas o menos estables. En el día previo a la ovulación, la producción de estrógenos alcanza su nivel máximo, produciendo un breve pero brusco descenso de la temperatura corporal. A las 24 horas de producida la ovulación, el cuerpo amarillo, organismo que reemplaza al folículo ovárico luego del estallido ovulatorio, comienza a producir niveles crecientes de estrógenos y progesterona. Justamente, la elevación progresiva de los niveles circulantes de esa segunda hormona (la progesterona) determina un ascenso de la temperatura corporal que ha de mantenerse hasta cerca de la siguiente menstruación, cuando la misma disminuye abruptamente. Si se ha producido un embarazo, la producción de progesterona continuará aumentando día a dia, y la temperatura no descenderá.

Este método es útil tanto para buscar el embarazo como para evitarlo, comprendiendo que en medicina nada es exacto y que las variaciones en los ciclos menstruales y la duración de los períodos fértiles son muy frecuentes.

Para evitar el embarazo se sugiere no mantener relaciones sexuales (o hacerlo empleando un método alternativo como el preservativo o el diafragma) desde cinco días antes de la ovulación. Para quedar embarazada, se sugiere por el contrario mantener relaciones sexuales coitales día por medio durante los seis días previos a la ovulación.

Ahora bien, ¿Cómo ayuda el método de la temperatura basal a determinar la fecha ovulatoria?. Se propone el registro de la misma diariamente durante tres meses. Luego, trasladar los valores diarios a tres gráficos, uno por cada mes, y determinar la curva. Observando el nadir pre-ovulatorio y el ascenso post-ovulatorio inmediato se puede calcular aproximadamente el momento ovulatorio. Se entiende que solo aquellas mujeres con reglas muy estables y regulares pueden guiarse con cierta seguridad mediante este método con fines anticonceptivos. A los fines contrarios, en realidad basta con mantener relaciones sexuales desde aproximadamente diez días contando a partir del primer día de la menstruación hasta que se compruebe el ascenso de la temperatura corporal.

El efecto de la edad en la fertilidad

La edad fértil de la mujer se extiende desde la menarca -o sea la primera menstruación- hasta la menopausia. Dentro de esos años, que en promedio son unos 30 – 35 años, hay un período de máxima fertilidad que se extiende entre los 18 y los 35 años. A partir de los 35 años comienza a haber una caída en las posibilidades de embarazo, asociado a un aumento en el riesgo de aborto y esta caída es mucho más marcada a partir de los 40 años.

En los 5 años que preceden a la menopausia, al posibilidad de embarazo es extremadamente baja. Esta relación entre edad y fertilidad se debe a que la mujer nace con una cantidad determinada de óvulos que a medida que pasan los años la eficacia de los óvulos para generar un embarazo va disminuyendo, a diferencia de lo que ocurre con el hombre en el cual la producción de espermatozoides es continua a los largo de toda la vida y es por eso que el hombre mantiene su fertilidad en forma independiente de la edad.

Estimulación de la Ovulación

Cuando la ovulación se manifiesta normalmente, el objetivo es estimularla para aumentar las probabilidades de lograr un embarazo mediante una técnica de Reproducción Asistida de baja o alta complejidad. En ocasiones, también se estimula la ovulación en los siguientes casos:

* en las mujeres que presentan un factor tuboperitoneal unilateral, asegurándose de esta manera la ovulación del ovario próximo a la trompa sana;
* en las endometriosis tratadas;
* en algunos casos de aborto recurrente, para mejorar la calidad del óvulo en el intento de lograr un embrión con más chances de desarrollar y
* en los casos de fase lútea inadecuada.

Alta Complejidad

La estimulación de la ovulación en aquellas pacientes que se someterán a una Fertilización In Vitro (FIV) o a una Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides (ICSI) tiene por objeto obtener la mayor cantidad de óvulos de buena calidad. Para lograrlo se le suministran gonadotrofinas tales como FSH recombinante, FSH urinaria o hMG urinaria, en función del caso. Aunque hasta el momento las tres drogas ofrecen similares resultados en término de embarazos, la FSH recombinante es ideal desde el punto de vista de pureza, disponibilidad y facilidad de administración.

En ocasiones, dado que la paciente recibe las mismas hormonas que su organismo produce, el ovario no responde adecuadamente a las gonadotrofinas exógenas y a veces se producen picos espontáneos de LH endógena, con la consiguiente ovulación. Para que esto no suceda, en la mayoría de las pacientes en las que se estimula la ovulación para una técnica de Reproducción Asistida de alta complejidad es aconsejable la supresión de las gonadotrofinas endógenas que fabrica la hipófisis con la administración de una droga llamada análogo de GnRH. Como los análogos de GnRH demoran alrededor de 10 días en actuar, su aplicación debe comenzar 8 a 10 días antes de la menstruación (día 21 del ciclo previo) de manera tal que la menstruación siguiente coincida con la supresión del ovario. Para confirmar que esto se cumpla es necesario hacer una ecografía y controlar que el estradiol en sangre presente valores bajos. Una vez confirmada la supresión de la hipófisis y del ovario se comienza con la administración de las gonadotrofinas por vía inyectable durante 7 u 8 días hasta que el valor de estradiol en sangre y, especialmente, el diámetro del folículo en la ecografía indiquen que la respuesta del ovario es adecuada. Recién entonces el folículo estará en condiciones de recibir la inyección de hCG que reemplaza el pico endógeno de LH. Cabe destacar que si la mujer no recibe en tiempo y forma las dosis de hCG, el óvulo no termina de madurar ni puede ser extraído del ovario. La aspiración folicular se realiza exactamente 34 horas después de administrada la hCG y tal precisión obedece a dos razones: antes se obtendrían óvulos inmaduros y después, la paciente ya pudo haber ovulado -ocurre a las 36 horas de administrada la hCG-. Afortunadamente, en la actualidad se cuenta con análogos de GnRH que suprimen directamente a la hipófisis sin necesidad de esperar 10 días para que ejerzan su acción; estas drogas se llaman antagonistas de GnRH y su principal función es evitar que la paciente ovule en forma prematura.

Al grupo de pacientes que tienen una respuesta inadecuada a la estimulación de la ovulación se las denomina bajas respondedoras y son las que presentan una reserva disminuida de óvulos en el ovario, ya sea por la edad o porque fueron sometidas a cirugías previas. Es imprescindible que el médico las identifique basándose en los antecedentes y la medición hormonal que se realiza como estudio previo a la Reproducción Asistida para medicarlas en forma adecuada con el objeto de maximizar la respuesta ovárica.

Baja Complejidad

En la estimulación de la ovulación en este grupo de pacientes hay que tener sumo cuidado en que la respuesta no sea exagerada con el consiguiente riesgo de embarazo múltiple. Por este motivo la dosis de gonadotrofinas son bajas en relación con las utilizadas en alta complejidad y sin el agregado de GnRH y se regulan de acuerdo a la edad de la mujer y a su reserva ovárica. Siempre se debe controlar la respuesta ovárica y en el caso que ésta sea mayor de la deseada se debe suspender la estimulación y cancelar ese ciclo para comenzar al ciclo siguiente con una dosis menor. A pesar que en estos casos no se administran análogos de GnRH también se debe administrar hCG cuando los folículos se encuentran con un diámetro adecuado ya que permite una mejor programación de la ovulación y en muchas pacientes el pico endógeno de LH no ocurre cuando reciben gonadotrofinas.

Escrito por . Publicado en Concepción e Infertilidad, Detectar la Ovulación, Hasta que edad soy fértil?, Mujer, Problemas y Tratamientos de Fertilidad, Sexualidad y Pareja, Tiempo que lleva concebir

Tagged: , , , , , , ,

Sin Comentarios

Actualmente no hay comentarios sobre Búsqueda de un embarazo que aun no llega. Tal vez le gustaría agregar uno de los tuyos?

Deja tu comentario