Mitos sobre la vacunación

Publicado el abril 23, 2012 con Sin Comentarios

vacuna

Hoy día existen familias que no se inclinan por vacunar a sus chicos, principalmente por haber recibido información incompleta, sobredimensionada e incluso falsa, que hallan en páginas de internet o algunos libros.



A través de esta nota vamos a intentar desmitificar algunas de estas informaciones erróneas.
Es frecuente escuchar que “desaparecieron” algunas enfermedades como la difteria, tos ferina o coqueluche, la polio y otras, y que por ello no se necesita vacunar a los chicos contra ellas. FALSO
En los países industrializados estas enfermedades casi desaparecieron, justamente por vacunar a los niños, pero hay peligro de que vuelvan si no se realizan vacunaciones sistemáticas.

Además de las que figuran en el calendario oficial de vacunación, hay muchas más recomendadas que aun no han sido incluidas en el calendario. El calendario se ajusta de acuerdo a las enfermedades existentes en cada país y a medida que aparecen nuevas vacunas, el ARMAT( ente  egulador del gobierno) evalúa si es o no importante su incorporación. Desgraciadamente para muchas vacunas que son importantes, como es la de varicela, se demoran más de lo esperado.
Una de las primeras vacunas creada fue la de la viruela, que por su eficacia, y planes de vacunación intensos, se ha logrado exterminar la enfermedad en todo el mundo. Tanto es así, que ya no hace falta aplicarla en ningún país.

A pesar de que las vacunas, cuestan mucho dinero, si los países consideran que una vacuna es necesaria, implementa su incorporación al calendario de vacunas y pasa a ser una vacuna gratuita, de mismo modo se realizan campañas de vacunación a la población en forma masiva para dar una cobertura mas amplia y proteger mas personas sobre todo a la de los sectores mas populares. Son ejemplos de esto la ultima campaña contra la rubeola que se aplico a los varones, también lo es la vacuna contra el virus de la influenza, mal llamada vacuna de la gripe, y esta indicada en ancianos y niños o adultos que son enfermos crónicos.

Hablando del sarampión, por ejemplo, que muchos niños no están vacunados o no reciben las dosis adecuadas ya que se cree que es una enfermedad que todos la padeceremos en algun momento y como es leve no es necesario vacunarse. GRAVE ERROR, justamente es el sarampión una de las enfermedades virales que causa mas complicaciones. En Holanda, donde no se vacuna sistemáticamente contra esta enfermedad, entre el 1999 y 2000 hubo una epidemia de sarampión que enfermó a casi 3000 personas. Algunas de las víctimas sufrieron complicaciones, como neumonía, encefalitis e incluso la muerte. Hoy en día, fallecen más de 700.000 niños por esta enfermedad, sobre todo en países en vías de desarrollo.
Algunas personas también consideran que la obligación de vacunarse es un manejo económico de las empresas multinacionales o de los laboratorios, destinado a recaudar mas.

Otra idea falsa es que no deberían administrarse a los chicos en edades tan tempranas.
Respecto a la edad, existe un equilibrio que depende de dos factores: del tipo de vacuna y del estado inmunológico del pequeño. Hay vacunas que se pueden aplicar desde el nacimiento como la BCG y otras que se deben aplicar después del primer año como la de varicela o la de hepatitis A.

En los países del África, por ejemplo, vacunan a los niños antes que en Europa, y en países nórdicos, con un sistema sanitario correcto que previenen posibles brotes, pueden vacunar un mes mas tarde y aplicar inclusive dosis más bajas de las vacunas obligatorias que previenen polio, tétanos, difteria y tosferina. De todos modos, el calendario de vacunas en todo el mundo no tiene grandes diferencias.
En el caso de que exista mayor peligro de brote, se necesita adelantar unos meses la colocación de las vacunas.

Se dice que muchos de los que se enferman, están vacunados.
Esto no es necesariamente cierto; generalmente no. La mayoría de las veces, cuando hay brotes, los que se enferman no estaban vacunados. También puede ocurrir que una buena parte de los vacunados también se enfermen; pero esto no es signo que la vacuna no sea efectiva. La enfermedad puede aparecer pero muy atenuada y para los que están vacunados nunca dejara secuelas o complicaciones. 

“Colocar todas las vacunas de una sola vez es malo”.FALSO. Al crear una vacuna para su uso masivo, se realizan estudios intensivos previos durante años, probándolas en  laboratorios, animales, luego en personas que se ofrecen como voluntarios, para probar su seguridad y efectividad. Para unir vacunas nuevas con otras ya utilizadas –para comprobar si se pueden administrar juntas- se vuelven a realizar pruebas que indiquen si son efectivas al administrarlas combinadas o si hay efectos secundarios.
Habitualmente, las vacunas se administran juntas por varias razones: comodidad, economía de materiales y ecológicos (ya que las jeringas son contaminantes) y también, para evitarles mayores molestias a los niños, ya que no es nada agradable tantos pinchazos.

Algunas personas aseguran que los efectos adversos “se ocultan a la población”.
FALSO. Son de público conocimiento los efectos secundarios; de la difusión se encargan los laboratorios (podemos verlo en cada prospecto).

Hay personas que aseguran que las vacunas son las culpables de generar alergias, o en casos extremos muerte súbita o autismo. FALSO.
Desmitifiquemos estas aseveraciones.

Con relación a las alergias, puede haber niños que tengan alergia a cierta vacuna, como hay niños alérgicos al polvillo, a la leche o muchos más factores; pero las vacunas no son la razón.
La contaminación del medio ambiente es uno de los factores principales del aumento en los casos de alergia. Y otro que no solemos tener en cuenta es un exceso en la higiene; cuando el sistema inmunitario del cuerpo no tiene microbios contra quienes luchar, reacciona contra el polvo, el polen, la leche y otros.
De todas maneras, se puede creer que como las vacunas favorecen la creación de anticuerpos necesarios, podrían disminuir los anticuerpos que no son necesarios, por lo tanto también las alergias; pero no se encontró relación, ni beneficiosa ni perjudicial, entre alergias y vacunas.
Con relación a la muerte súbita del lactante, en la mayoría de los casos se produce durante los primeros seis meses de vida. En ese tiempo, los niños reciben algunas vacunas, con un intervalo aproximado de una cada ocho semanas. Pero es coincidencia que la muerte súbita se produzca en el lapso de la vacunación. Se han realizado estudios en detalle, los cuales demuestran que, en realidad, la relación es a la inversa: las vacunas pueden disminuir el peligro de muerte súbita, por alguna razón que se encuentra en estudio.
Algunos estudios científicos habían alertado sobre una posible relación entre la vacuna triple viral y el autismo, o el mercurio que es utilizado como conservador en ciertas vacunas y el autismo. A la luz de estos datos, se llevaron a cabo exhaustivas pruebas detalladas en varios países del mundo, y finalmente no se halló ninguna relación entre autismo y vacunas.

Escrito por . Publicado en Bebes y Niños, Mas información Bebes y Niños, Salud Bebes y Niños, Salud y Seguridad de Bebes y Niños

Tagged: , , , , ,

Sin Comentarios

Actualmente no hay comentarios sobre Mitos sobre la vacunación. Tal vez le gustaría agregar uno de los tuyos?

Deja tu comentario

Usted debe ser conectado para publicar un comentario.